Prótesis Dental

La prostodoncia consiste en reemplazar un diente, ausente o fracturado, por una prótesis.
Dependiendo del caso la prótesis puede ser:

  • Prótesis dental removible, que es la que el paciente puede retirar y colocar de nuevo en la boca por si mismo.
  • Prótesis dental fija, cementadas o atornilladas, que necesitan ser colocadas o retiradas por un odontólogo.
  • Prótesis dental híbrida, que están compuestas por una parte fijada en la boca, y otra que el paciente puede retirar y colocar.

Las coronas de porcelana pueden emplearse por varios motivos, el más común es el restaurador, es decir, devolverle a una diente roto a dañado su aspecto y forma originales.

Además, también se emplean con fines estéticos, para cambiar la apariencia, forma, color o posición de los dientes antiestéticos, proporcionando a la boca una imagen más acorde con el canon de belleza actual.

También pueden emplearse para proteger los dientes de la fractura, por ejemplo después de un tratamiento de endodoncia, que deja el diente demasiado débil. Las coronas son piezas únicas, confeccionadas de manera artesanal por un laboratorio o bien mediante técnicas de CAD-CAM, realizadas a la medida de cada paciente.

Para poderla colocar es preciso reducir el diente y tallarlo proporcionándole una forma que permita la inserción de la corona, que se colocará después de manera definitiva mediante un cemento de fijación. Las coronas son piezas individuales, y cuando van unidas las una a las otras forman los “puentes fijos".